Musicaantiqva

Un lugar para hablar de música y de otras cosas
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  Conectarse  

Comparte | 
 

 Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
AutorMensaje
Hawelka



Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 03/09/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Lun Ene 29, 2007 12:21 pm

Gracias. Wink
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Lun Feb 26, 2007 5:12 pm

El nuevo disco de Jacobs, dirigiendo a la Freiburger Barockorchester es sencillamente maravilloso, Jacobs es un director inteligentísimo, tiene mucha imaginación y exige todo de esta orquesta; el resultado es un sonido impresionante, y una lectura brillante.

Lo único, que ya había yo notado en su "Oxford" (mismos intérpretes), es que no entiendo porqué un músico de la talla de René Jacobs insiste en hacer las apoyaturas como adornos y no como mitad de la nota adornada en el primer movimiento de la Praga: ¿no es éste un terrible error estilístico, no es claro que este adorno es la escritura políticamente correcta de una secuencia armónica que, con notas reales, hubiera sido considerada un error, no es natural en la melodía que se trata de una apoyatura cuya función es armónica y no ornamentativa?.

Si alguien piensa que es válido hacerla como adorno, le agradecería que me ayudara a entender por qué, lo mismo si de verdad no hay certeza de que este tipo de adornos se toquen así.

En "El Diálogo Musical" de Harnoncourt se explica muy bien en qué casos se trata de apoyatura armónica o de apoyatura ornamentativa y, casi sin lugar a dudas, creo que Jacobs se equivoca.

Smile Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Lun Feb 26, 2007 5:39 pm

http://imslp.ca/images/d/d0/Mozart_-_Symphony_No_38_in_D_Major_(Prague),_K504.pdf

En la partitura, es interesante observar las apoyaturas en el compás 16 del primer movimiento. Ocurre lo mismo en el compás seis del Allegro del primer movimiento.

Otra cosa, la versión de Harnoncourt en el DVD con Bartoli, de esta sinfonía, sigue insuperada (en cuanto a la "Júpiter" todavía están Minkowski y Pinnock a la par); para muestra, comparen porfavor la inteligencia y el gusto de la lectura de la indicación del compás 28 sfp (sforzato piano) por Harnoncourt con la de Jacobs (buena, pero no maravillosa).

Misma situación para el compás primero de la segunda parte del Allegro del primer movimiento (página 11): aunque aquí no hay indicación, el efecto sonoro de las notas largas acentuadas al principio (con diminuendo) es sencillamente maravilloso con Harnoncourt, cuando con Jacobs es sólo muy bueno. Esta idea se repite a lo largo de toda esta parte, luego con los bajos contestando y sincopando enérgicamente.

En el tercer movimiento, la cosa está más equilibrida: esa velocidad vertiginosa de Jacobs casi alcanza la elocuencia de Harnoncourt y da gusto escuchar a una orquesta tan capaz como la FBO tocando con una presición y una destreza asombrosas.
Volver arriba Ir abajo
doyagüe

avatar

Cantidad de envíos : 846
Fecha de inscripción : 28/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Vie Sep 21, 2007 12:14 pm

Gualtiero escribió:
Don Renato tiene un Giovanni publicado??????

O es vía radio o concierto pirata????

Saludos,



Pues ya tienen en MM :pirata2: el Don Giovanni de Jacobs editado por HM, aunque en amazon dicen que sale el día 27. ¡Qué rapidez!

Tras una primera escucha, y tal y como se podía imaginar con las grabaciones radiofónicas, MUYYY recomendable, como el resto de las óperas Mozart - Da Ponte.

Un saludo
Volver arriba Ir abajo
Albeitar

avatar

Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 03/09/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Oct 10, 2007 12:41 pm

Esto suena a cachondeo. Me acaba de llegar el Don Giovanni de Jacobs y me entero por las notas de la carpetilla, que en primavera lo editan en DVD con un reparto casi calcado Suspect
Volver arriba Ir abajo
Bellerofonte

avatar

Cantidad de envíos : 17508
Ubicación : 25 Brook St. - London - England
Fecha de inscripción : 28/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Oct 10, 2007 1:15 pm

Eso es como las películas: las estrenan un viernes y al viernes de la semana siguiente ya está a la venta el DVD.

_________________
Vir sapit qui pauca loquitur
Volver arriba Ir abajo
doyagüe

avatar

Cantidad de envíos : 846
Fecha de inscripción : 28/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Oct 10, 2007 1:50 pm

Albeitar escribió:
Esto suena a cachondeo. Me acaba de llegar el Don Giovanni de Jacobs y me entero por las notas de la carpetilla, que en primavera lo editan en DVD con un reparto casi calcado Suspect

En la mula ya tiene con muy buena calidad la grabación que hizo el canal Arte desde Baden-Baden (unos 2,90 Gb), que me imagino que será basicamente igual.

Un saludo
Volver arriba Ir abajo
Albeitar

avatar

Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 03/09/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Oct 10, 2007 2:47 pm

doyagüe escribió:
Albeitar escribió:
Esto suena a cachondeo. Me acaba de llegar el Don Giovanni de Jacobs y me entero por las notas de la carpetilla, que en primavera lo editan en DVD con un reparto casi calcado Suspect

En la mula ya tiene con muy buena calidad la grabación que hizo el canal Arte desde Baden-Baden (unos 2,90 Gb), que me imagino que será basicamente igual.

Un saludo

Gracias por el apunte me da que este finde los arrieros van a tener curro
Volver arriba Ir abajo
Descomputado



Cantidad de envíos : 35
Ubicación : Bilbao
Fecha de inscripción : 27/12/2007

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Vie Dic 28, 2007 12:01 am

Yo estoy a favor del Mozart de Jacobs, para mi gusto, mucho más acertado y arriesgado que el de Harnoncourt, que se duerme en los laureles
Volver arriba Ir abajo
Hopf

avatar

Cantidad de envíos : 678
Ubicación : Caesaraugusta
Fecha de inscripción : 26/07/2007

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Feb 13, 2008 11:39 pm

Qué tal? Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Entre unos asuntos y otros he estado bastante liado. Espero en breve presentarles alguno de los frutos que este "lio" ha dado... Twisted Evil

En cualquier caso me pasaba por aquí para recomendarles un DC sublime. Hacía mucho que no me emocionaba tanto escuchando música y esta grabación lo ha conseguido. Igual alguno de ustedes ya la ha asomado por aquí... no lo sé.



http://www.arsis.es/Paginas/Referencias/E.Requiem.html

Saludos cordiales:

Hopf
Volver arriba Ir abajo
http://jesusmartin-violin.blogspot.com
Bellerofonte

avatar

Cantidad de envíos : 17508
Ubicación : 25 Brook St. - London - England
Fecha de inscripción : 28/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Feb 13, 2008 11:43 pm

Mejor que escuchar a Farran James, verla tocar, ¿no? tongue

_________________
Vir sapit qui pauca loquitur
Volver arriba Ir abajo
Hopf

avatar

Cantidad de envíos : 678
Ubicación : Caesaraugusta
Fecha de inscripción : 26/07/2007

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Feb 13, 2008 11:47 pm

Pues no he tenido el gusto, pero no lo dudo. Wink
Volver arriba Ir abajo
http://jesusmartin-violin.blogspot.com
Bellerofonte

avatar

Cantidad de envíos : 17508
Ubicación : 25 Brook St. - London - England
Fecha de inscripción : 28/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Miér Feb 13, 2008 11:49 pm

Un espectáculo, créame.

_________________
Vir sapit qui pauca loquitur
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Sáb Jul 12, 2008 10:02 am






El mérito de Claudio Abbado al enfrentar obras tan conocidas desde una perspectiva que, independientemente de su genuino valor musical, está de moda y ya nos es por completo familiar (la interpretación histórica de Mozart) no es sólo "conceptual": Aunque el repertorio básico de Claudio Abbado lo podemos situar en Rossini y Verdi por un lado, y en el gran repertorio sinfónico decimonónico por el otro, sus intereses musicales son mucho más amplios y demuestran una refinada cultura que abarca desde la Edad Media hasta la música contemporánea. La carrera de Claudio Abbado se desarrolló a la par de su amigo Nikolaus Harnoncourt, a quien invitó a La Scala para montar las óperas de Monteverdi en el Bicentenario del máximo teatro italiano en 1976. Abbado desde luego entendía la importancia de devolver a la música antigua sus sonoridades originales, y siempre estuvo atento a lo que hacían los historicistas en los comienzos del movimiento en la década de los 60´s. Pero lo que resulta verdaderamente notable es el grado en que ayudó a Harnoncourt a entrar en el "main stream" del mundo musical. Abbado lo invitó a la recién formada Chamber Orchestra of Europe e incluso tuvo la generosidad de permitirle ocupar un lugar tan importante como el de él mismo en la orquesta, luego lo llevó a la mismísima Filarmónica de Viena, pues Harnoncourt, aún siendo austríaco era visto con recelo por esa augusta y muy conservadora institución musical, y finalmente, a la muerte de Karajan, Abbado lo llevó a la Filarmónica de Berlín, con quienes inmediatamente estableció una excelente relación.
El haber colocado a Harnoncourt al frente de la "créme de la créme" de las orquestas sinfónicas de hecho ayudó a difundir su trabajo con instrumentos de época y presentar a toda una nueva generación de músicos como Herreweghe, Minkowski y Jacobs como músicos de primer nivel. Herreweghe mismo ha sido invitado varias veces por Abbado a la Filarmónica de Berlín para dirigir las pasiones de Bach.
No debemos ver con cinismo la incursión de Abbado en el mundo del period-performance practice. Es el resultado de una mente y un par de oídos muy abiertos a lo que sucede a su alrededor. Abbado es el director de orquesta más importante de nuestro tiempo: ha ocupado las direcciones de la London Symphony Orchestra, La Scala de Milán, la Staatsoper de Viena y la Filarmónica de Berlín. Ha sido nombrado primer director asociado de las Chicago Symphony y de otras muchas orquestas, además de haber fundado la European Community Youth Orchestra, la Chamber Orchestra of Europe, la Mahler Chamber Orchestra y ahora, la Mozart Orchestra; su importancia en el panorama musical es sencillamente inconmensurable.

Más allá de las circunstancias formales de este valioso proyecto, el nivel musical de los dos volúmenes dedicados a sinfonías últimas de Mozart y conciertos para violín del mismo es absoluta e incuestionablemente de gran altura. Posiblemente se miren con escepticismo los tiempos ligeros y ágiles de los Allegros de Abbado, incluso, en los movimientos lentos. También se cuestionarán decisiones musicales que podrían calificarse como inexactas o, por lo menos, no corroboradas.
Pero la realidad es que nuestro entendimiento histórico de esta música, lejos de ser absoluto, responde ya a la necesidad, primero, sonora y tímbrica de la orquesta mozartiana en una labor análoga a la restauración de una pieza de arte de la antigüedad o del Renacimiento: ya están los colores, las líneas y las texturas como fueron concebidas en su época y según las intenciones naturales del compositor. Y segundo, a la necesidad estructural de esta música: ahora entendemos que los primeros violines no son los protagonistas melódicos absolutos de una sinfonía de Mozart, que los violines segundos tienen muchas veces un contrapunto de igual importancia, que las maderas tienen un rol principal también en la melodía y que el típico bajo constante en Mozart llega a ser aburrido si se toca monótona y automáticamente, por ejemplo. Todas estas necesidades están satisfechas por completo y sin fallas.

Nikolaus Harnoncourt y todos sus seguidores y colegas han establecido después de décadas de estudio, experimentación y asimilación, las bases técnicas de una interpretación coherente con las características estructurales y contextuales de esta música. De algún modo, existe una materia prima común, constituida por un grupo de cosas que se pueden y deben hacer (y no) en esta música. Esto conlleva el mismo peligro del que se huía hace cuarenta años cuando se desempolvó la música antigua, el peligro de la dogmatización de los cánones interpretativos, además de un nuevo peligro: la despersonalización de la música en la estandarización de las interpretaciones correctas y fieles.

Afortunadamente, la tardía pero probablemente precisa incursión de los
italianos en esta corriente interpretativa trajo consigo la rebeldía de hacer algo distinto y personal, de darle vida y movimiento a la música recién restaurada. Precisamente, de los cánones más sagrados de la HIP surge la idea de la individualidad, la interpretación, la emoción y la necesidad de hacer vivir a la música desde distintos enfoques, se valoraba la cualidad de un solista al interpretar, frasear y emocionar en formas distintas según su estilo personal, nacional y hasta regional (se aplaudía a Leclair y a Locatelli, a Marais y a Forqueray, a Tartini y a Vivaldi, a Bach y a Buxtehude). Pues bien, Claudio Abbado ha asumido ejemplarmente ambas responsabilidades (aunque es cierto que la segunda es casi una característica de cualquier músico bien educado y no le debe haberle sido en absoluto novedosa) y las ha conjugado de una manera ejemplar y absolutamente abrumadora, personal, inteligente y respetuosa, desde cualquier punto de vista. Técnicamente, la Orquesta Mozart esta cerca de la perfección y está fácilmente instalada en la excelencia. El empaste de la cuerda y su ataque no es perfecto aún, y el de la cuerda baja con el fagot no está todavía al nivel, aparentemente inalcanzable, del de el Concentus Musicus Wien (la nitidez de las maderas también en un caso similar).
Probablemente se trate de una cuestión conceptual más que técnica: muchas cosas todavía suenan bastante a sonido orquestal y algunas texturas pasan desapercibidas. La manera de pensar el trío de maderas más camerístico que orquestal no es del todo clara y algunos planos sonoros resaltan más que otros en momentos donde el movimiento es específico y contrario (Sinfonía Praga), curiosamente, en este mismo aspecto es donde se nota más el esfuerzo de Abbado por equilibrar y conducir las secciones melódicas en la densa estructura contrapuntística nuevamente de la sinfonía 38 (también en la Júpiter ocurre); es decir, es evidente el cuidado que tuvo Abbado en este aspecto, pero también es evidente que no es perfecto aún. La orquesta toca con energía, vigor y elegancia (aquí se nota mucho la presencia de Carmignola) aunque su principal punto débil es el ataque, que a veces no es claro; esto puede tener que ver con las dimensiones del grupo y con el nivel de dificultad de cada obra (en los conciertos para violín suena mejor que en las sinfonías) y es comprensible.

Desde luego que todo esto es una consideración personal y sumamente específica, el producto musical es prácticamente perfecto desde el punto de vista técnico, no hay errores ni torpezas. Todo está muy pensado y trabajado en un nivel de excelencia propio de una minoría de orquestas dedicadas a este repertorio. Todos los acompañamientos al solo de violín en los conciertos son de un nivel extraordinario. Casi seguramente, hay cosas que poco se habían escuchado de los bellísimos acompañamientos que Mozart escribió para el solo, alternando maderas, violas, violines segundos, combinando texturas que Abbado ha visto y puesto en evidencia como uno de sus puntos fuertes.

¡El concepto musical de Abbado es de una absoluta elegancia, gracia, brillantez y jovialidad! Su acercamiento es, desde luego, todo lo serio y pensado que su sabiduría musical le exige y le confiere. Pero su lectura no es aseñorada, sino todo lo contrario. Abbado toma de hecho riesgos interesantes con los tempos, sacrificando probablemente un poco lo contemplativo para priorizar lo fresco e inmediato de esta música (nunca trivial, desde luego) y con las dinámicas, con sorpresivos fortes o pianos y crescendos y diminuendos no necesariamente románticos sino bien equilibrados y afines al concepto general de las Sinfonías y su drama intrínseco (una interesante y válida alternativa al estallido sonoro de Harnoncourt, un concepto más instrumental que dramatico).

Lo mismo ocurre con Carmignola: la teatralidad de su lectura es casi visual y es alternada inteligentemente con pasajes de una bellísima vocalidad mediterránea (aún en los movimientos más agitados) y otros de absoluta instrumentalidad y virtuosismo (el concierto no. 1 es una impresionante clase de cómo ha de usarse el arco a la francesa y a la italiana al estilo de Viotti). Carmignola no se emociona al grado del descontrol o el arrebato, toda la carga emocional de su interpretación está apoyada en un control casi obsesivo de una técnica superior a la de cualquier otro violinista barroco (exceptuando a Viktoria Mullova) y a la altura de la de los grandes solistas del siglo XX. Su responsabilidad técnica es enorme: aunque no se note, la fuerza física y la precisión que le exige cada una de las notas que toca está resuelta a un nivel absolutamente más allá de cualquier comparación. Si a esto añadimos un refinamiento musical, un conocimiento del estilo también enorme, y una elegancia y un porte de altísima clase, tenemos a un aristócrata del violín que a la vez nos permite impresionarnos con su elocuencia, su dicción perfecta en varios idiomas y su cultura vastísima: messa di voce hasta en las notas más cortas (¿cómo lo hace!), un spicatto consistente, enérgico y gracioso, trinos y adornos de una articulación clarísima pero nunca exagerada, rango dinámico amplio y bien distribuido, un sonido brillante, intenso no sólo en volumen y hermoso, un vibrato bien pensado también y una musicalidad absolutamente natural y mozartiana: su fraseo es ejemplar y no tiene mácula, es un discurso perfecto, articulado, elocuente, ameno, interesante, emocionante, dramático, y sobradamente inteligente y coherente. Giuliano Carmignola reúne la fuerza expresiva de un cantante bel cantista italiano, el fraseo nato de un aristócrata de la música vienés y la técnica instrumental y el dominio técnico de la más alta tradición violinística del siglo XVIII: Viotti y el mismo Leopold Mozart estarían impresionados.

Bastante mejor los conciertos para violín (no sólo por Carmignola, el excelente acompañamiento de Abbado es lo mejor que hace la orquesta) que las sinfonías: la Praga de Harnoncourt me sigue pareciendo superior, al igual que la de Bruggen, pero el mérito tan solo musical de este proyecto vale oro y el resultado se permite a sí mismo ser juzgado a la par de las grandes autoridades mozartianas de hoy y sus orquestas, sin palidecer de nada. Aunque, desde luego, la intención de Abbado no es absolutista ni pretende serlo: sabe que Harnoncourt y Bruggen le llevan cuarenta años de ventaja en el conocimiento de los instrumentos y las practicas interpretativas de época. En este contexto, que no podemos ignorar, hay que decir nuevamente que el mérito de este proyecto y su valor musical están a un nivel altísimo –sí, mejorable en lo musical- cuya factura es de una excelencia encomiable.

Sus sinfonías son la muestra de un trabajo de calidad, de convicción y de gran sabiduría y conocimiento; pueden ubicarse cómodamente en los lugares más importantes del podio del propio Abbado entre sus tantas y excelentes grabaciones como en el rubro de sinfonías de Mozart HIP, si bien no por encima, sí junto a Jacobs, Harnoncourt, Bruggen y Pinnock.

La integral de conciertos para violin y Sinfonía Concertante de Mozart por Carmignola y Abbado será mencionada siempre como una importante y necesaria referencia cuando se hable de estas obras. Y no sólo se le situará (a veces al nivel, otras por encima, y nunca por debajo) junto a las semi-integrales de Biondi, Mullova y Manze y las completas de Huggett y Kuijken, sino también junto a Grumiaux, Mutter, Szeryng y el híbrido Kremer-Harnoncourt, como una excelente grabación, inmejorablemente acompañada, técnicamente perfecta y maravillosa, estilísticamente perfecta, musicalmente interesante y novedosa por su contenido musical y el concepto mozartiano elocuente, respetuoso, ligero (no light), brillante y elegante del maestro Claudio Abbado.
Volver arriba Ir abajo
jose echenique



Cantidad de envíos : 226
Ubicación : La Nueva España
Fecha de inscripción : 24/05/2007

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Sáb Jul 12, 2008 4:32 pm

Cuando Abbado comenzó a estudiar música todavía vivían Toscanini y Furtwängler. Los mozartianos más prestigiosos eran Bruno Walter, George Szell, Vittorio Gui, Erich Kleiber y Josef Krips. Ellos debieron ser la referencia de Abbado en el Genio de Salzburgo. Harnoncourt, su cuasi-exacto contemporáneo, cita al gran Ferenc Fricsay como su más importante influencia en Mozart (Harnoncourt tocó el cello para él en la Sinfónica de Viena). Al escuchar estas nuevas grabaciones de Abbado es imposible no recordar a estos grandes maestros e imaginarse qué hubieran dicho. Yo creo que les habrían encantado.
Algunos grandes directores como Solti y Karajan vieron con frialdad el period performance practice, otros como Mackerras y Abbado lo abrazaron. El círculo se ha cerrado.
Volver arriba Ir abajo
Zelenka

avatar

Cantidad de envíos : 2622
Fecha de inscripción : 30/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Sáb Jul 12, 2008 6:15 pm

Citación :
luego lo llevó a la mismísima Filarmónica de Viena, pues Harnoncourt, aún siendo austríaco era visto con recelo por esa augusta y muy conservadora institución musical

Sencillamente por que no sabe dirigir lol!

Y en cuanto a Abbado, si, no le vamos a quitar mérito, pero ni Herrewegue ni Kopmann ni.... comenzaron ni se hicieron un nombre con el repertorio clásico-romántico y para cuando llegaron a él ya eran músicos mas que reconocidos.
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Sáb Jul 12, 2008 6:40 pm

Zelenka escribió:
Citación :
luego lo llevó a la mismísima Filarmónica de Viena, pues Harnoncourt, aún siendo austríaco era visto con recelo por esa augusta y muy conservadora institución musical

Sencillamente por que no sabe dirigir lol!

Y en cuanto a Abbado, si, no le vamos a quitar mérito, pero ni Herrewegue ni Kopmann ni.... comenzaron ni se hicieron un nombre con el repertorio clásico-romántico y para cuando llegaron a él ya eran músicos mas que reconocidos.

Hola Zelenka.
No tengo muy claro ¿cuál es tu pero con lo de Abbado?
En cuanto a Harnoncourt: ¿por qué dices que no sabe dirigir, qué ha estado haciendo entonces durante toda su vida? Me interesa mucho conocer tu argumento sin entrar en consideraciones personales y religiosas de parte de nadie (me incluyo) Smile.
Volver arriba Ir abajo
Zelenka

avatar

Cantidad de envíos : 2622
Fecha de inscripción : 30/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Sáb Jul 12, 2008 7:30 pm

Tiene muy mala técnica por un lado. Por el otro tiene un repertorio muy limitado y por último no tiene el oficio de director. Harnoncourt no podría tomar una orquesta de tipo medio y convertirla con los agnos en una buena orquesta como hicieron Järvi con Götteborg y Rattle con Brirmingham.

Con Abbado no tengo ningún pero. Lo que pasa es que lo presentaste, o por lo menos así lo veo, como el supercatalizador de cierta parte del movimiento historicista y yo no lo veo así lol!
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 5:31 am

Zelenka escribió:
Tiene muy mala técnica por un lado. Por el otro tiene un repertorio muy limitado y por último no tiene el oficio de director. Harnoncourt no podría tomar una orquesta de tipo medio y convertirla con los agnos en una buena orquesta como hicieron Järvi con Götteborg y Rattle con Brirmingham.

Con Abbado no tengo ningún pero. Lo que pasa es que lo presentaste, o por lo menos así lo veo, como el supercatalizador de cierta parte del movimiento historicista y yo no lo veo así lol!

Perdón que insista Zelenka pero:
¿Cuáles son las deficiencias o carencias técnicas de Harnonocurt como director?, ¿porqué consideras limitado un repertorio que va de Monteverdi a Bartok?, y ¿qué es oficio de director?

Respecto a Abbado, específicamente ¿qué parte de mi mensaje presenta a Abbado como un supercatalizador del movimiento historicista?
Volver arriba Ir abajo
Zelenka

avatar

Cantidad de envíos : 2622
Fecha de inscripción : 30/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 9:28 am

Citación :
¿Cuáles son las deficiencias o carencias técnicas de Harnonocurt como director?

Pues para eso tendrías que tener por lo menos nociones de dirección orquestal ya que con solo ver cualquier DVD suyo se le nota desde el primer compás. No tiene ni un gesto claro ni seguro y marca de manera deficiente. Harnoncourt no sería capaz de dirigir La Consagración ni en suegnos y mucho menos muchas obras actuales. Eso sin tomar en cuenta que a Harnoncourt no se le puede decir que el director de tal concierto ha caido enfermo y el lo tiene que sutituir. Así que ahí está la partitura, que ni conoce, y en tres horas es el concierto. A eso me refiero con lo de tener oficio. Una cosa es que dirija y otra que tenga el oficio. Lo que Harni tiene es mucho verbo y experiencia. Les habla muchísimo a los músicos y al final estos entienden y tocan como debe ser. Por eso solo trabaja con orquestas de primer nivel. Con una orquesta mediocre no podría hacer eso. Habrá quien pregunte donde está el problema entonces. Problema en si no hay ninguno. Yo solo critiqué su falta de técnica no el resultado final que, al fn y al cabo, es lo que cuenta.

Citación :
¿porqué consideras limitado un repertorio que va de Monteverdi a Bartok?

Suena muy bonito eso de Monteverdi a Bartok, no? en primera que obras de Bartok? y en segunda entre Monteverdi y Bartok que autores? Las obras choteadas de los autores choteados. También podemos decir que Herreweghe va de Monteverdi a Bartok, eso sin contar que ha estrenado obras de compositores de vanguardia, y tiene un repertorio mucho mas amplio que el de Harni ya no se diga si lo comparamos con Gardiner.

Citación :
¿qué parte de mi mensaje presenta a Abbado como un supercatalizador del movimiento historicista?

Tu mensaje me pareció muy efusivo. Quieres bronca o qué? tongue
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 5:57 pm

No Very Happy , no quiero bronca.
Bueno, ya entendí tu visión de lo de Harnoncourt. De verdad me gustaría saber más de ese tema y de lo que puedas decirnos de la impresión que tiene la gente en Viena de el músico vienés, ya que es muy curioso.

En cuanto a lo del repertorio, no es choteado haber rescatado a Biber, Schmelzer, Muffat y Fux (entre otros) del olvido. También fue pionero en Monteverdi y estoy seguro que nadie ha olvidado que fue él quien sacó a la luz, con Leonhardt, las 200 y tantas cantatas de Bach. Ahora,

¿qué director no hace también lo de siempre (Mozart, Handel, Schubert, Beethoven, Bach, Schumann, Brahms, etc...) además de sus especialidades?

¿qué sería entonces un director de repertorio no limitado?

En cuanto a Abbado, sí. Me siento muy emocionado con lo que ha hecho ahora, por lo que ya expliqué. El director está al final de su vida y me parece un paso interesante y loable en su carrera a la luz de los resultados, desde luego. Pero nunca puse a Abbado como un catalizador, ¡al contrario!: él ha llegado a aprender un estilo que nunca había abordado (aunque sabemos que hace años que estaba interesado) y lo ha hecho muy bien. Eso es todo, una enorme figura de la dirección orquestal y las tradiciones sinfónicas más grandes de nuestra época abordando una forma de interpretación completamente distinta, en fin...
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 5:58 pm

Very Happy

¿Ya escuchaste los discos en cuestión?
Me gustaría subir algo. ¿Cómo era ese sitio como youtube pero sólo de música que mencionaste la otra vez?
Volver arriba Ir abajo
Zelenka

avatar

Cantidad de envíos : 2622
Fecha de inscripción : 30/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 6:17 pm

www.putfile.com
Volver arriba Ir abajo
Castello

avatar

Cantidad de envíos : 1135
Ubicación : Ciudad de México, México.
Fecha de inscripción : 29/08/2006

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 6:44 pm

Un fragmento de la Júpiter. En la noche subo algo del otro disco.

http://media.putfile.com/Mozart-IV-Molto-Allegro-KV-551

Bueno, Zelenka Smile. Creo que ya quedó claro lo de Abbado.
De lo otro, aún me pregunto si puedes comentarnos más de la situación de Harnoncourt en Viena y:

¿qué director no hace también lo de siempre (Mozart, Handel, Schubert, Beethoven, Bach, Schumann, Brahms, etc...) además de sus especialidades?

¿qué sería entonces un director de repertorio no limitado?
Volver arriba Ir abajo
jose echenique



Cantidad de envíos : 226
Ubicación : La Nueva España
Fecha de inscripción : 24/05/2007

MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   Dom Jul 13, 2008 7:20 pm



Discúlpame pero eso sencillamente no es cierto. Los músicos del Concertgebouw te desmentirían en un instante, y ya no digamos los de la Chamber Orchestra of Europe y hasta los de la Filarmónica de Berlín. Si Harnoncourt fuera un director errático e incompetente de nada servirían los buenos oficios de Abbado, ninguna de estas orquestas aceptarían trabajar con él.
En cuanto a no tener un "gesto claro", no es ni remotamente lo más importante en un director de orquesta, ni Fritz Reiner ni Wilhelm Furtwängler tenían una batuta clara, el primero porque sus ademanes eran tan minimalistas que casi no se veían, y el segundo sencillamente no tenía una batuta precisa, hay cientos de anécdotas sobre ello, pero eso era secundario, el director de orquesta se ve en los ensayos, en lo que le pide a los músicos, en la forma como logra convencerlos de unírsele a su visión de la obra, y desde luego, en ensayar bien a la orquesta, ahí es donde Furtwängler y Harnoncourt sobresalían como directores de orquesta. Una orquesta de segunda, quizás necesite de un director-marca-tiempos, pero ciertamente que no es el caso del Concertgebouw o la Filarmónica de Viena.
Una vez vi en la Staatsoper el Caballero de la Rosa de Strauss. La orquesta estaba tocando TAN divinamente en los valses que el director bajó la batuta y sólo se mecía junto a la orquesta, haberles marcado el tiempo habría sido un insulto.
En cuanto a que Harnoncourt no podría dirigir Le Sacre, pues yo creo que sí la podría dirigir si le viniera en gana, mira que si ha dirigido exitosamente las sinfonías de Bruckner o el Libro de los 7 Sellos de Franz Schmidt, Le Sacre es pan comido.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)   

Volver arriba Ir abajo
 
Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 8.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
 Temas similares
-
» SAN ISIDRO: SE PRESENTA EL CORO POLIFÓNICO NACIONAL.
» Grandes frases del ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schäuble.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Musicaantiqva :: Música :: Música Clásica-
Cambiar a: